Por qué no somos una Denominación

Compártalo

denominacion-es-biblicoAntes que nada queremos dejar claro que no tenemos nada en contra de las personas que pertenecen a una denominación. Sin embargo, queremos explicarle a usted las razones de por qué no somos una denominación y por qué no nos asociamos con ninguna de ellas.

En primer lugar, queremos aclarar que sí somos una organización religiosa, y estamos registrados como tal, teniendo nuestra personería jurídica.

Sin embargo, no tenemos un sistema denominacional ni estamos organizados en forma tal de que unos gobiernen sobre otros. Nuestras iglesias son totalmente independientes de las demás iglesias que predican este mismo Mensaje, sin importar el país del mundo en el cual se encuentren.

Reconocemos que en todas las denominaciones existen muchísimas personas que son hijos de Dios; pero no podemos aceptar la idea de separar a los cristianos tal como lo ha hecho el sistema denominacional. No podemos decir que exista una unidad de fe en las iglesias cristianas en general.

Si vemos al pueblo hebreo, ellos tenían algunas organizaciones, pero eran pocas, como los Fariseos, Saduceos, Herodianos… Sin embargo nosotros los cristianos nos hemos dividido en miles de grupos con diferentes ideas o matices doctrinales.

Es fácil ver que eso no puede provenir de Dios, pues Dios no divide sino que une.

Asimismo, no basamos nuestra fe en lo que nos diga alguna iglesia, sino en lo que está escrito en la Palabra. En una denominación usted debe predicar acorde a la doctrina de la misma y si usted vio algo más allá de eso y que está en la Palabra, corre el riesgo de que lo retiren de predicar.

No tenemos un gobierno humano de unos sobre otros. Todas nuestras iglesias son independientes administrativa e ideológicamente. No existen jerarquías que vayan a decir a determinada congregación cómo organizarse  o cómo predicar. Lo único que nos une es nuestra fe.

Si un pastor decide predicar este mismo Mensaje, nosotros jamás daremos órdenes al mismo, así como tampoco tomaremos parte en los ingresos económicos de esa Iglesia.

En definitiva, somos un grupo de personas que tenemos como finalidad vivir organizadamente pero no formamos parte de ningún grupo religioso.

 

 

Compártalo
0 Comentarios
0 Pings & Trackbacks

Deja un comentario